como se provocan daños a la ropa
Tips de moda

Daños a la ropa. Checa cómo lo provocas

¿Has notado que con el tiempo se observan daños a la ropa que te ponías de manera constante? En un inicio pensarás que es por ello, pero puede ser que sin querer hayas provocado que tu ropa se desgaste antes de lo pensado.

Los cuidados de la ropa van más allá de una técnica de lavado correcta. Puede ser que incluso desde la forma en que guardas la ropa lo estés haciendo terriblemente mal.

Checa cuáles son los errores más comunes para que pongas más atención y no provoques más daños a la ropa de lo necesario.

daños a la ropa

Cosas que provocan daños a la ropa

Ganchos de metal

Sí, cumplen su función de colgar la ropa, pero pueden manchar tu ropa al oxidarse. Mejor invierte en los ganchos de terciopelo o madera, que además sostendrán la prenda adecuadamente e incluso podrás combinar con el estilo de tu habitación.

Evita llevar ropa a la tintorería que realmente no lo necesita

A menos que diga que únicamente se lava en tintorería, entonces resistirá una lavada a mano. El problema de las tintorerías son los químicos que utilizan, los cuales pueden ser perjudiciales para la ropa que realmente no los necesita.

Cierra tus zipers

Al lavar y después guardar, muchas veces olvidamos cerrar los cierres de chamarras de los niños o de los adultos, provocando que los cierres se atoren con otras prendas o que a la larga se dañen los mismos zipers. No te cuesta nada y ayudarás en mucho a tu ropa.

Retira el plástico con el que te entregan la ropa en la tintorería

Si piensas que con esto tu ropa se mantendrá más limpia estás en un error. Al llegar a casa, retírala. Con ella, los químicos permanecen al contacto con la fibra de tu ropa.

Peínate y maquíllate antes de vestirte

Es un error muy común, pero lo ideal es primero terminar de arreglarte antes de vestirte, pues las motas diminutas de polvo compacto, sombras y más que suelen caer con el tiempo pueden percudir tu ropa. Lo mismo con el gel u otros productos que utilices para peinarte.

Como verás, son consejos sencillos, pero que sin duda se verán reflejados en un mejor cuidado de tu ropa.