cuidado del cabello

Ingredientes para el cuidado del cabello graso

Uno de los principales problemas que atiende el cuidado del cabello es controlar la producción de grasa. El cuero cabelludo de todos puede volverse un poco graso a veces. ¡Pero un poco de aceite está bien!

Se le conoce como sebo al aceite que el cabello produce de forma natural y entre sus principales funciones están humectar y proteger el cabello de factores externos que puedan dañarlo.

Pero un cuero cabelludo anormalmente graso puede sentirse como un problema si hace que tu cabello se sienta grasiento o sucio todo el tiempo.

Y un cuero cabelludo graso también puede ocurrir a veces junto con otros síntomas que pueden ser signos de un trastorno de la piel, por lo que si después de cambiar los productos que utilizas en tu rutina de cuidado capilar, tu cabello sigue produciendo sebo sin control, lo mejor sería visitar a un dermatólogo.

Si has llegado a la conclusión que tus productos capilares no están resolviendo el problema de tu cabello graso, te recomendamos cambiar tus artículos para el cabello por unos diseñados específicamente para cabelleras grasas y que, de preferencia, incluyan en sus fórmulas los siguientes ingredientes.

Aloe vera para combatir la aparición de caspa

En ocasiones, la caspa va de la mano con el cabello graso. Por suerte, el aloe vera es un remedio natural para la caspa que está respaldado por investigaciones más antiguas.

Su uso puede derivarse de su potencial para controlar la inflamación que conduce a la descamación, por lo que puedes utilizar productos capilares con aloe vera o aplicarlo directamente en tu cabello.

Pero si notas que la producción de sebo no decrece y la caspa no cede, lo mejor será visitar a un especialista que te brinde el tratamiento adecuado.

Con aloe vera tu pelo pasará de melena a melenón - Atlantia

Probióticos para reducir la inflamación

Se cree que los probióticos son una buena manera de disminuir la inflamación en todo el cuerpo, lo que puede ayudar a controlar los brotes de caspa.

No hay una tonelada de evidencia de que los probióticos sean específicamente efectivos para un cuero cabelludo graso, pero hay algunas fuentes confiables.

Vale la pena hablar con tu médico sobre si es recomendable el uso de productos capilares con probióticos para combatir el exceso de sebo.

Aceite de árbol de té es excelente para el cuidado del cabello

El aceite de árbol de té es un antiséptico que puede ayudar a controlar las acumulaciones bacterianas y fúngicas. Estas acumulaciones pueden provocar acné o brotes de algunas afecciones de la piel del cuero cabelludo.

Diluye el aceite de árbol de té con un aceite portador, como el aceite de coco o de oliva, y unta unas gotas en el área afectada.

4 mascarillas con aceite de árbol de té para evitar la caída del cabello -  Mejor con Salud

Complementa tu cuidado del cabello con vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es una terapia anecdótica muy querida, pero carece de evidencia suficiente para apoyar rutinariamente los trastornos de la piel.

Algunos dicen que es un antiinflamatorio eficaz y puede ayudar a reducir el equilibrio del pH de su cabello.

Ambas capacidades pueden ayudar a reducir la producción de sebo y detener los brotes de afecciones de la piel.

Sin embargo, el vinagre de sidra de manzana puede irritar aún más tu piel si tienes eczema, por lo que si presentas dermatitis atópica y/o caspa en el cuero cabelludo, es mejor evitar su uso.

Pero si no presentas ninguno de estos síntomas y decides probar el vinagre de sidra de manzana, unta unas gotas en el cuero cabelludo después de lavarte el cabello. Déjalo durante unos minutos, luego enjuaga bien.