strudel de manzana con azúcar glass

La historia del strudel de manzana

El strudel de manzana es un postre icónico, recordado muchas veces por su aparición en la cinta de Quentin Tarantino: Bastardos sin gloria. Hace unas semanas te platicamos más de los postres de México hoy le toca el turno al strudel.

Literalmente que significa “remolino” en su lengua materna. Debido al característico remolino de masa y relleno de manzana que se ve cuando cortas una rebanada, es uno de los platos nacionales de Austria. Pero, ¿cuál es la historia detrás del strudel de manzana?

Orígenes

Con frecuencia se confunde con su origen alemán, esta confitería tiene sus raíces en el siglo XVII, con la primera receta escrita a mano conocida para un strudel de leche que data de 1696. Sobreviviendo en los pasillos de la Biblioteca del Ayuntamiento de Viena.  

Aunque el postre ahora se considera un orgulloso patriota de Austria y anteriormente del Imperio austrohúngaro, es probable que las culturas colaboraran durante su creación original, ya que las capas delgadas recuerdan muchas recetas de pastelería turca, como Baklava.

strudel de manzana

¿Cómo se hace? 

Hacer un strudel es un arte. Después de azotar y estirar la masa sin levadura para que quede delgada y elástica, el relleno, por lo general, manzana rallada y azúcar moreno, limón, canela y nueces, se agrega intermitentemente entre las capas de masa para crear el efecto de “remolino”. Por último, se hornea hasta tener una tonalidad dorada y luego se espolvorea con azúcar glas cuando se enfría.


Si buscas aprender a preparar el strudel perfecto deberías considerar tomar un curso dirigido por expertos en la panadería de Cafe Landtmann, o simplemente ordenar uno en wow para disfrutar de este delicioso postre sin tener que volverte un chef repostero experto.

¿Cómo se debe comer?

 Idealmente, el strudel de manzana debe disfrutarse en el entorno tradicional de una cafetería vienesa, acompañado de una generosa cucharada de crema batida o crema pastelera de vainilla y una taza fuerte de espresso. Aunque la manzana será la variedad más común que encuentre, los rellenos que también puede encontrar incluyen; queso crema, conocido en Viena como Topfenstrudel, moras, papas o espinacas.