mantenerse fresco en la noche
Estilo de Vida

Maneras de mantenerse fresco por la noche

Las noches de verano suponen un reto para mantenerse fresco, sobre todo por la noche y más cuando no estás todo el día en casa para ventilar tu casa adecuadamente.

Sin embargo, hay maneras en que puedes hacer tus noches mucho más frescas y descansar mejor. Sigue estos consejos y sin duda, lidiarás mucho mejor con el calor.

Trucos para estar más fresco en casa

Deja las persianas bajadas.

The Family Handyman afirma que hasta un 30% del calor procede de las ventanas, y utilizar persianas, cortinas o algo por el estilo puede ahorrarte hasta un 7% en las facturas de tu ventilador.

En otras palabras, evita básicamente que tu casa se convierta en un pequeño invernadero.

Abre y cierra las puertas en los momentos oportunos

Cerrar habitaciones que no se usan evitará que el aire fresco llegue a esas zonas durante la parte más calurosa del día. En cambio, durante las horas más frescas de la noche, es mejor que dejes que el aire fluya de forma natural por tu casa.

Cambia las sábanas

Ésto no sólo da un aire nuevo a tu habitación, sino que además la refresca. Prefiere el algodón antes que la franela, pues deja transpirar mejor y mantiene la frescura, además de que evitarás en buena parte las manchas amarillas que se hacen en los colchones con el paso del tiempo.

Te puede interesar: tiendas de lujo en Hong Kong

Haz que tu ventilador de techo vaya en sentido contrario a las agujas del reloj.

Deberías saber que tu ventilador de techo necesita ajustarse dependiendo de la estación. Haciendo que gire en sentido contrario a las agujas del reloj y a una mayor velocidad en verano, se consigue que la corriente de aire generada cree un efecto de brisa mucho más agradable en días tan calurosos.

Preocúpate por la persona, no por la casa.

Recurre a lo antiguo: puedes tomar bebidas heladas o ponerte un trozo de tela fría en zonas donde las pulsaciones son más fuertes, como el cuello y las muñecas. Además, ayuda usar ropa más fresca. Aprovecha para lucir esos vestidos o bermudas que casi no te pones.

Deshazte de las luces incandescentes.

Las bombillas incandescentes comunes gastan alrededor de un 90% de su energía en el calor que emiten, así que si las tiras, notarás la diferencia tanto en la temperatura de tu casa como en tu factura.

No hagas parrilladas dentro de casa.

Puede que suene obvio, pero lo menos recomendable es poner parrillas que alcanzan hasta 200 grados dentro de casa, cuando ya de por sí es calurosa. Sino quieres pasar insomnio por haber calentado de más tu casa, si tienes un patio, así sea una mínima porción, mejor pasa el tiempo con tus amigos afuera de casa.

Invierte en un buen sistema de ventilación

Esto es más importante entre más caluroso sea tu lugar de residencia. Si vives en Cancún, por ejemplo, sería mejor que equipes tu casa con algo más que un ventilador pequeño.

Existen cada vez más opciones en el mercado a buen precio y con una garantía de un año.