carriola de baston bebe en avion
Estilo de Vida

Sistema de viaje de la carriola de bastón

La carriola de bastón permite viajar mucho más ligero en aviones o autobuses. En el camino puedes llevarlo en tus brazos, pero para descender, dar de comer, entre otras cosas, es más cómodo este tipo de carriolas.

Se caracterizan por ser delgadas, pero resistentes y sobre todo, pueden ser plegables e ir incluso en tu equipaje de mano.

Sin embargo, esto no es todo lo que necesitarás para hacer un viaje más tranquilo en avión. Así que te damos algunos consejos adicionales para que la experiencia sea más agradable tanto para los papás, como para los bebés.

Te puede interesar: la estrategia de Mango para vender más

Cosas que necesitarás, además de carriola de bastón, para viajar cómodo con tu bebé

1. Lo primero es llevar una mochila a mano con algo de comer, agua, pañales, algún juguete y algo de abrigo (por el aire acondicionado). Si el vuelo se retrasa, con esto podrás atender las necesidades básicas de tu pequeño.

2. En el caso de los bebés, se recomienda además llevarlo en una (delante o a la espalda), será más cómodo para los padres, si la caminata hasta el avión es larga o toca esperar mucho para embarcar. Si se prefiere utilizar la silla hasta el último momento, es conveniente preguntar a la compañía si se puede subir al avión y si es así, que coste tiene.

3. Cuando el bebé camine solo, no le pierdas de vista ni un segundo, es facilísimo que se pierda. Toma tus precauciones ante un espacio tan grande.

4. Una vez en el avión, el bebé irá en brazos sujeto con un cinturón auxiliar anclado junto al del adulto. Una ventaja es que, como hasta los dos años no ocupan asiento, sólo pagan sólo un 10% de la tarifa y las tasas de aeropuerto. En los vuelos largos te aconsejamos que pidas una cuna. Las compañías aéreas disponen de modelos homologados para niños de hasta 11 kg de peso. No olvides preguntar los costos de todo.

5. Ten cuidado con el cambio de presión que se produce al despegar o aterrizar ya que puede ser muy molesto para estos pequeños viajeros y ponerse a llorar, sin motivo aparente. Se puede aliviar dándoles agua justo en esos momentos (o el pecho, si están todavía con lactancia materna).

6. Respecto a la comida de los niños, se pueden subir alimentos infantiles al avión siempre y cuando el pequeño haya de seguir una dieta específica (celiacos). En ese caso, deberán ir separado del equipaje de mano para que puedan revisarlo en los controles de seguridad junto con un comprobante que justifique el subirlos al avión.

Como verás, viajar en compañía de un bebé, con las precauciones necesarias no tiene por qué ser un martirio. Toma en cuenta estos consejos y disfruten de sus vacaciones.