bowl de fruta

Verdades y mentiras sobre comer fruta

Comer fruta está en nuestra rutina, ya sea como parte del desayuno o como un snack saludable. Siempre existen algunas mentiras que se dicen acerca de la comida, y si hablamos de comer fruta existe muchos mitos. Hoy te contamos sobre dos de estos mitos.

Comerla antes o después de una comida reduce su valor nutritivo

Este mito afirma que es necesario comer fruta con el estómago vacío para obtener todos sus beneficios nutricionales. Además, dicen que, si comes fruta justo antes o después de una comida, los nutrientes se perderán de alguna manera.

Sin embargo, eso no es verdad. El cuerpo humano ha evolucionado para ser lo más eficiente posible a la hora de extraer los nutrientes de los alimentos.

Así que si te gusta pedir fruta en tu comida a domicilio y habías dejado de hacerlo por este mito, vuelve a sumarlo a tu dieta, pues cuando comes, tu estómago actúa como un reservorio, liberando solo pequeñas cantidades a la vez para que sus intestinos puedan digerirlo fácilmente.

Además, el intestino delgado está diseñado para absorber tantos nutrientes como sea posible. Tiene hasta 6 metros de largo, con más de 30 metros cuadrados de área de absorción.

Esta enorme área de absorción significa que obtener los nutrientes de la fruta y el resto de su comida es un trabajo fácil para su sistema digestivo. Independientemente de si come fruta con el estómago vacío o con una comida.

avena con fruta

La fruta para los diabéticos

Se dice que si tienes diabetes, debes comer fruta 1 o 2 horas antes o después de las comidas. La idea es que las personas con diabetes a menudo tienen problemas digestivos y comer fruta separada de las comidas de alguna manera mejora la digestión. Sin embargo, ninguna evidencia científica sugiere que comer fruta sola mejore la digestión.

La única diferencia que podría hacer es que los carbohidratos y el azúcar contenidos en la fruta pueden ingresar al torrente sanguíneo más rápido, que es exactamente lo que las personas con diabetes buscan evitar.  En lugar de comer la fruta por separado, intenta combinarla con una comida o un refrigerio. Comer fruta junto con un alimento rico en proteínas, fibra o grasa puede hacer que su estómago libere alimentos en el intestino delgado más lentamente.

El beneficio de esto para alguien con diabetes es que se absorbe una menor cantidad de azúcar a la vez, lo que puede conducir a un aumento menor en los niveles de azúcar en sangre en general. Por ejemplo, los estudios han demostrado que solo 7,5 gramos de fibra soluble, que se encuentra en la fruta, pueden disminuir el aumento de azúcar en la sangre después de una comida en un 25 %.

El tipo de fruta que comes también es importante. Para las personas con diabetes, busca frutas con un índice glucémico bajo, lo que aumentará el nivel de azúcar en la sangre más lentamente. Estos incluyen la mayoría de las frutas además de los melones, la piña y las frutas secas.

Aun así, algunas personas con diabetes desarrollan problemas digestivos. El problema más común se llama gastroparesia. Ocurre cuando el estómago se vacía más lento de lo normal o no se vacía en absoluto.

Aunque algunos cambios en la dieta pueden ayudar con la gastroparesia, comer fruta con el estómago vacío no es uno de ellos. Consumir frutas puede tener múltiples beneficios para tu salud, hasta traerá beneficios para tu cabello.